Esta web es muy conocida, aquí puedes ofrecer tus servicios, conocimientos o habilidades por un precio mínimo de 5 dólares. La idea inicial era ofrecer algo siguiendo la frase: “ Yo voy a …(aquí pones lo que puedes hacer)… por 5 $”, pero ahora puedes encontrar distintos precios y distintas ofertas, cada vez más originales, por ejemplo, hacer ilustraciones, dibujar un logo, dibujar un retrato, etc…
Saludos. Soy un apasionado de la fotografía, y de la edición. Hago retoques, montajes, acomodo fotos viejas, le doy color a las fotografía en blanco y negro o que hayan perdido color por el tiempo. Puedo hacer de una foto normal una foto estilo película o de revista. Puedo hacer grandes cosas en el mundo virtual fotográfico. También trabajo con vídeo y edición. Soy músico, guitarrista eléctrico y clásico. Soy dibujante. Soy muy dinamico y muy creativo. A parte de sociable. Seria magnifico poder ofrecer mis servicios a cualquier persona en el mundo que lo necesite.
El servicio de Lista de Correos, centralizado en Madrid, en el edificio de la plaza de Cibeles, no cobra nada a sus usuarios desde la subida de tarifas postales del pasado año. Mientras los sellos subían entonces la peseta que había que pagar por carta recibida, en Lista era suprimida. No por ello se ha notado un aumento en el número de personas que acuden a recoger sus cartas a la Lista; incluso, según una de las funcionarias, la cifra de usuarios ha descendido este verano, época en la que franceses, ingleses o alemanes aprovechaban su visita al Museo del Prado para recoger su correo, formado principalmente por periódicos locales.El descenso del turismo ha hecho que los clientes de este año vengan a ser los de siempre; y eso que el único requisito que se solicita a los usuarios del servicio es que están de paso por la capital o sin domicilio fijo. Requisito que en Madrid no se cumple, ya que hay personas, a las que los funcionarios conocen de toda la vida, que llevan recogiendo cartas desde hace más de doce años.
Normalmente este tipo de servicios se utilizan para no dar nuestra propia dirección. Por ejemplo puede venir bien cuando una web te pide que introduzcas tu correo para acceder a una parte que no todo el mundo tiene acceso (con la intención de luego mandarte información que posiblemente no te interese). De esta manera no comprometerás tu cuenta y nunca te llegarán esos correos.

In the 2000s, with increasing numbers of Internet users and the birth of iPhone, customers began searching products and making decisions about their needs online first, instead of consulting a salesperson, which created a new problem for the marketing department of a company.[15] In addition, a survey in 2000 in the United Kingdom found that most retailers had not registered their own domain address.[16] These problems encouraged marketers to find new ways to integrate digital technology into market development. 
×