Supongamos que siempre encuentras dos objeciones en los posibles clientes a la hora de vender tu producto o servicio. Por ejemplo, «no creo que sea lo que estamos buscando» o «en estos momentos no tengo tiempo para atenderte».  Una solución sería programar una serie de correos electrónicos para enviar automáticamente  a lo largo de las próximas semanas.
Horarios poco permisivos, vacaciones pagadas una vez por año, pero un día noté que el trabajo no me estaba llenando. Sentía que no iba en ninguna dirección y que, por más que me esforzara, por más que el salario aumentara (poco, pero en aumento) de nada servía. Mis planes pasaban por otras rutas, y sabía que estar encerrado en una oficina de 3 x 4 no era el camino correcto.
Franck Scipion es el autor del blog Lifestyle Al Cuadrado, donde comparte estrategias, tácticas y herramientas probadas para ayudarte a construir un negocio que ames y a vivir la vida de tus sueños. Si estás trabajando en transformar una idea en un negocio online, chequea el training REINVENCIÓN KNOWMADA en el que Franck está ayudando cotidianamente a emprendedores a reinventarse profesionalmente en digital creando un negocio online lleno de propósito.

Connecting the dots between marketing and sales is hugely important -- according to Aberdeen Group, companies with strong sales and marketing alignment achieve a 20% annual growth rate, compared to a 4% decline in revenue for companies with poor alignment. If you can improve your customer's' journey through the buying cycle by using digital technologies, then it's likely to reflect positively on your business's bottom line.
Finalmente, y antes de dar paso a las plataformas con las que recomiendo para trabajar de forma remota, debo advertirte de la necesidad de un colchón financiero de emergencia. Es decir, lo relativo a 2 o 3 meses de trabajo en ahorros, de modo que si surge algún imprevisto (accidentes, salud, cualquier otra cosa) lo puedas solucionar sin extrañar tu empleo.
Normalmente este tipo de servicios se utilizan para no dar nuestra propia dirección. Por ejemplo puede venir bien cuando una web te pide que introduzcas tu correo para acceder a una parte que no todo el mundo tiene acceso (con la intención de luego mandarte información que posiblemente no te interese). De esta manera no comprometerás tu cuenta y nunca te llegarán esos correos.

Para saber el estado de tu solicitud deberás entrar en tu área personal de Correos. Primero tienes que ir a la web corporativa de Correos y buscar el apartado de convocatorias públicas, o bien, puedes hacer clic aquí. Una vez que estés en esa página debes acceder a “Acceso a la consulta de admitidos y excluidos”. Ahí aparecerá la pantalla que te permite entrar en tu área personal. Rellenas el DNI, la contraseña que pusiste al hacer la inscripción y finalmente, completas con el código captcha que te piden.
×