Más de una vez, un trabajador autónomo o propietario de una Pyme se enfrenta a un reto importante en el momento de definir un plan de marketing: ¿Cómo diferenciarse y establecer una clara ventaja competitiva? Es muy común que los mismos dueños de pequeños negocios perciban al suyo como un servicio local de bajo valor añadido, donde sólo pueden luchar...
Word of mouth communications and peer-to-peer dialogue often have a greater effect on customers, since they are not sent directly from the company and are therefore not planned. Customers are more likely to trust other customers’ experiences.[27] Examples can be that social media users share food products and meal experiences highlighting certain brands and franchises. This was noted in a study on Instagram, where researchers observed that adolescent Instagram users' posted images of food-related experiences within their social networks, providing free advertising for the products.[32]

Supongamos que siempre encuentras dos objeciones en los posibles clientes a la hora de vender tu producto o servicio. Por ejemplo, «no creo que sea lo que estamos buscando» o «en estos momentos no tengo tiempo para atenderte».  Una solución sería programar una serie de correos electrónicos para enviar automáticamente  a lo largo de las próximas semanas.
No te voy a mentir, no es fácil, no es sólo sentarte delante de tu ordenador y esperar a que el dinero aparezca, ¡ojalá! . Pero no. Hay que trabajar día a día para conseguir el éxito, ser constante y también aprender constantemente, autoformarse para avanzar y no quedarte obsoleto. Cada vez hay algo nuevo, todo avanza y hay que avanzar al mismo ritmo.
Continuando con el tema y asumiendo que un almuerzo fuera de la oficina cueste $8.00 dólares (mientras que uno en casa puede salir en $2.00 dólares aproximadamente), y tú comes fuera por lo menos 3 días a la semana (almuerzos, cumpleaños, cafés, snacks, happy hours, etc.), estamos hablando de un gasto semanal de $24.00 dólares, que serían $1,152.00 dólares que dejas de ahorrar, cada año, ¡por lo menos!
×