Como sabemos todos, los comienzos no son sencillos cuando nos disponemos a trabajar desde casa por internet. Hay muchas personas que también han tomado la elección del trabajo en casa como forma de vida, y muchas comparten tu profesión o especialidad. Hoy en día hay más gente que trabaja desde casa que en otros tiempos, por las bondades de la conexión a internet.
Uno de los análisis más populares del consumidor es el conocido como «embudo del mercadeo». Este modelo presenta el proceso simplificado que sigue un consumidor desde que recibe información sobre un conjunto de productos o servicios hasta que compra una marca determinada. Su aplicación al mercadeo es de gran ayuda en el diagnóstico de una marca, así como para evaluar las acciones de mercadeo. Este modelo fue propuesto originalmente por Elmo Lewis en 1898 y se le conoció como el modelo AIDA, por las iniciales en inglés de las cuatro etapas del proceso de compra que sugería: conocimiento, interés, deseo y acción (awareness, interest, desire, action). El enfoque original ha sido modificado por muchos autores, quienes han incorporado nuevos eslabones, tales como prueba del producto y lealtad. Ha sido aplicado en otras disciplinas, como la prestación de los servicios e incluso, más recientemente, el análisis de las redes sociales en internet. También ha recibido críticas: hay quienes[¿quién?] lo consideran obsoleto para los tiempos actuales, sobre todo por el impacto de los medios digitales en los modos de acceder a la información y tomar decisiones de compra de los consumidores.[cita requerida]

Affiliate marketing - Affiliate marketing is perceived to not be considered a safe, reliable and easy means of marketing through online platform. This is due to a lack of reliability in terms of affiliates that can produce the demanded number of new customers. As a result of this risk and bad affiliates it leaves the brand prone to exploitation in terms of claiming commission that isn't honestly acquired. Legal means may offer some protection against this, yet there are limitations in recovering any losses or investment. Despite this, affiliate marketing allows the brand to market towards smaller publishers, and websites with smaller traffic. Brands that choose to use this marketing often should beware of such risks involved and look to associate with affiliates in which rules are laid down between the parties involved to assure and minimize the risk involved.[55]
In the 2000s, with increasing numbers of Internet users and the birth of iPhone, customers began searching products and making decisions about their needs online first, instead of consulting a salesperson, which created a new problem for the marketing department of a company.[15] In addition, a survey in 2000 in the United Kingdom found that most retailers had not registered their own domain address.[16] These problems encouraged marketers to find new ways to integrate digital technology into market development.
×