Now imagine you had that brochure on your website instead. You can measure exactly how many people viewed the page where it's hosted, and you can collect the contact details of those who download it by using forms. Not only can you measure how many people are engaging with your content, but you're also generating qualified leads when people download it.
A medida que progresa el proceso de ventas, cada vez se reduce más el grupo de posibles clientes que pueden comprar el producto o servicio que le ofreces. Finalmente tan sólo una pequeña fracción de los posibles clientes contactados terminan comprando el producto o servicio que les ofreces. Si representas gráficamente este proceso, la imagen que resulta se asemeja a un embudo.
Sobre lo que me preguntas, depende de qué quieras vender en tu tienda online. Por ejemplo si son productos hechos a mano puedes crear una tienda online en algún marketplace como Etsy, es la forma más sencilla (en cuanto a crear la tienda). Otra forma es el dropshipping, es más compleja pero tú no tienes los productos, solo haces de intermediaria. También puedes crear tu propia página de venta con productos tuyos o de otros fabricantes.
Te informo que al rellenar el formulario de comentario estás dando el consentimiento expreso para el tratamiento de tus datos (tu comentario y otros datos), que serán tratados por Jimena Villacrés Pino como responsable de este blog.  La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. El destinatario de los datos es Raiola (proveedor de hosting de este blog) cuyos servidores están ubicados dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola (https://raiolanetworks.es/wp-content/uploads/Politicadeprivacidad.pdf). En cualquier momento podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o supresión de tus datos. 

In the 2000s, with increasing numbers of Internet users and the birth of iPhone, customers began searching products and making decisions about their needs online first, instead of consulting a salesperson, which created a new problem for the marketing department of a company.[15] In addition, a survey in 2000 in the United Kingdom found that most retailers had not registered their own domain address.[16] These problems encouraged marketers to find new ways to integrate digital technology into market development.
×